Cúan seguro es el futuro de las artes visuales

Si usted desea comprobar cuánto de cierto hay en la afirmación “está garantizado el futuro de las artes visuales en Santiago de Cuba” solo tiene que visitar la Galería Oriente, frente al Parque Céspedes, donde se exhibe el 30. Salón David.

Ocupa hoy las dos salas que forman la pinacoteca más emblemática de esta urbe pintoresca y musical, una muestra del alcance artístico y creativo de los estudiantes de la legendaria Academia de Artes Plásticas José Joaquín Tejada.

El “Salón David” en sus 30 ediciones, ha consolidado el prestigio que enarbola la Academia desde que fue inaugurada en septiembre de 1935, momento en que el centro llevaba por nombre Escuela Provincial de Artes Plásticas de Oriente y así se mantuvo hasta 1945, cuando asume el del prestigioso pintor santiaguero, luego de su fallecimiento.

SALON 14

Como mismo se afirma arriba, lo del futuro de las artes visuales en Santiago de Cuba, puede decirse que casi absolutamente, todas las generaciones de pintores, grabadores, escultores, ceramistas… de la Cuna de la Revolución en los últimos 85 años pasaron en su condición de estudiantes, por las aulas de la “Tejada”; muchos integraron -o integran- la vanguardia de las artes visuales en Cuba y allende los mares.

Y vale decir, que de las casi nueve décadas de historia de la querida escuela situada desde 1962 en la cima de la Loma del Kake, en el reparto Mariana de la Torre, treinta años han servido para que el Salón David enseñe el potencial de la especialidad, labor en la que es imposible omitir la influencia en los alumnos de sucesivos claustros de profesores, también nombres honorables de la cultura cubana.

El “David” en cada edición, aprovecha para su celebración, una efemérides excepcional: la creación en 1962 de la Unión de Jóvenes Comunistas. Así, los futuros creadores en plena formación en la Academia, saludan a la organización más entusiasta, alegre y trabajadora, pilar indiscutible de la construcción de nuestra sociedad.

SALON 10

Todas… o al menos la mayor parte de las tendencias de las artes visuales contemporáneas, tienen cabida en el Salón y es admirable lo que presentan los alumnos: un agradable “dolor de cabeza” para el jurado que en este 2023 decidió otorgar Menciones a Alejandro Martínez Barbado, por “En caso de abundancia” (técnica mixta); Manuel Fabré Ramos, por “Melomanía” (carboncillo sobre cartulina); Magaly de Jesús Estrada Fong, por “Utopía y Realidad” (instalación), y Esteban Rojas Acosta, por “Gourmet” (carboncillo sobre cartulina).

En conversación con algunos integrantes del Jurado que formaron Agner Domínguez Pineda, al frente, y Reinaldo Pagán Ávila, Vivian Lozano Caballero, René Alejandro Noa García y Geobanis Salas Batista, reconocían por un lado, el tremendo esfuerzo de todos los implicados en la organización del certamen. Especialmente de los profesores y los estudiantes; el apoyo de la Galería Oriente y el papel decisivo del Consejo Provincial de las Artes Plásticas.

También el Salón permitió, desde la óptica de lo mostrado en las dos salas de la pinacoteca más popular de Santiago de Cuba, llamar a los estudiantes con la guía de sus profesores, a elevar la experimentación, “explotar otra variante con el arte digital, arte video, el performance, el happening; profundizar en la arista conceptual sobre lo exhibido…”

Pero el mismo “David´2023” reconoció el nivel de muchas piezas y en estas “el dominio desde el punto de vista técnico en la representación; el adecuado tratamiento de las leyes perceptivas y estéticas; la coherencia entre el contenido y la forma” de manera tal que el Jurado tuvo a bien premiar a Sandro Miguel Castillo Basulto, por “Involución” (instalación); Amalia Herrera Pajaro, la más galardonada, por las obras pertenecientes a su serie “El pájaro rompe el cascarón” y “Círculo Rojo” (litografías), y Alberto Paz Smith, por el conjunto de las obras de la serie “Infantería”, realizadas en diversas técnicas pertenecientes a la escultura.

Amalia la estudiante más galardonada

Amalia Herrera Pajaro, la estudiante más galardonada junto a su obra ganadora

Como es habitual, y adecuado mucho más por tratarse de alumnos, el Fondo Cubano de Bienes Culturales, el Consejo Provincial de las Artes Plásticas, la Enseñanza Artística de la Dirección Provincial de Cultura, el Departamento de Enseñanza Artística de la Universidad de Oriente, y el Taller La Otra Esquina, de Orlaides y Berenguer, entregaron premios colaterales, repartidos entre las propias menciones y los premios de la muestra.

Atentos al desarrollo del “David” y observadores de la obra creada por “el futuro de la cultura cubana” presente en la Galería Oriente, estaban Rodulfo Vaillant García, presidente del Comité Provincial de la Uneac, y Delvis Acosta Ortiz y Luisa María Ramírez, presidenta y vicepresidenta, respectivamente, del Consejo Provincial de las Artes Plásticas.

“Estamos satisfechos con este Salón; mire las obras, mire las piezas premiadas y lo comprobará. Y ya estamos pensando en el Salón David de 2024”, dijo el profesor Geobanis Salas Batista. Y con pensamientos y acciones tan positivos, en verdad que el futuro de las artes visuales tiene garantía.

Powered by WPeMatico