LENGUAJE POÉTICO DE UNA OFTALMÓLOGA

Tiene la misma dulzura de las Frutas del Caney, del original Félix, B. Caignet, quizás porque allí también nació la Dra. Ana Graciela  Barroso López de Queralta, oftalmóloga del Hospital Clínico Quirúrgico  Juan Bruno Zayas, en Santiago de Cuba. Ella tiene, además, el don del lenguaje poético. Y dice:

Recuerdo que a partir de los 12 años de edad,  cuando entré en la secundaria básica Omar Girón Alvarado, en El Caney, me asocié al taller literario de decima y repentismo del profesor Marcial Rueda Lemiña, en la Casa de la Cultura Amador Montes de Oca.  El profesor nos enseño cómo hacer las decimas y todo ese entramado y me di cuenta que me gustaba la literatura.  Era una pelea grande, porque hacia decimas, sin embargo no la cantaba…la declamaba”.

La adolescente finaliza la enseñanza secundaria y el preuniversitario y obtiene la especialidad de Medicina.

“Realmente, estaba interesada en estudiar Periodismo,  aunque recibo la boleta con la especialidad médica y me sentí a gusto. En cuarto año de la carrera, y rotando por la especialidad de Pediatría, y con el apoyo de las especialistas de la casa de cultura, me motivaron y asistí  en un encuentro literario celebrado en la Casa del Cantor del Niágara José María Heredia y en el certamen recibí el primer lugar con la pieza teatral titulada Pelusin y la vaca de los huevos de oro y luego participe en el encuentro de talleres literarios a nivel Provincial”.

Tiene Ana Graciela varias obras poéticas pero el cuento y el teatro han ocupado los lugares cimeros en su vida.

“… Me he dado cuenta que me gusta hacer cuentos, por ser un universo totalmente diferente. Tú creas los personajes, y tu propio mundo para luego hacerlo llegar al lector. Es algo maravilloso. Los más cercanos a mí conocen que me gusta y disfruto escribir, leer cuentos. Y luego me expresan que se sintieron bien con mis discursos narrativos”.

Esta Dra. en Medicina, devenida poeta y narradora con inclinación por la literatura para niños, tiene ya 15 cuentos y 25 obras de poesía infantil. Y relata cómo surge la obra de teatro Pelusin y la vaca de os huevos de oro.      

“Luego de leer la obra de Dora Alonso, y conocer mejor al personaje Pelusin, me quedé atrapada con esa narración. Tuvo un sueño con mi abuela en el jardín, donde había una vaca; mi abuela atendía el jardín y entre las flores había un huevo de oro y yo le decía a mi abuela que la vaca  había puesto el huevo de oro. Así nace esta obra de teatro para niños cuyos personajes son Pelusin, la abuela de Pelusin, una amiguita de Pelusin,  la jutia juliana y sus gemelos, y dos personajes masculinos a quien Pelusin  le quiere vender la vaca de los huevos de oro. El texto ha sido leído, en la Casa de la Cultura Amador Montes de Oca y entre mis colegas del Hospital Clínico Quirúrgico.

“Escribir siempre fue mi gran sueño y lo estoy haciendo realidad. Quise estudiar Periodismo porque esta especialidad influye en el universo literario. En el hospital soy ´la declamadora del centro´ y en eventos, matutinos y certámenes siempre está presente la declamadora de Oftalmología”.

La experiencia acumulada en los trajines poéticos y de la literatura en general, le permite a la Dra. Ana Graciela Barroso López de Queralta, la especialista en Oftalmología del Hospital Clínico Quirúrgico, ofrecer consejos a quienes se inician en el mundo de las letras:  

“Que sigan creando; que lean mucho; que sigan sus sueños porque  el arte de la literatura es maravilloso: eres el creador literario y puedes compartir y traer a las demás personas, a que conozcan tu mundo”.

Powered by WPeMatico