Santiago de Cuba tiene un Floridita

Santiago de Cuba posee entre sus instalaciones recreativas el bar- restaurante Floridita, en lo que fuera durante muchos años el Museo del Ron. Este edificio tomó otra función como parte de las obras urbanísticas que se inauguraron  en el contexto de los festejos por el aniversario 508 de la fundación de la villa de Santiago de Cuba y pertenece a  la Empresa Extrahotelera Palmares.

Esta instalación es una franquicia de la mencionada entidad, y en la misma se ofrece a los clientes su coctel distintivo: el Daiquirí, mixtura perfecta de ron blanco, jugo de limón, azúcar y hielo, nacido en el original Floridita habanero y que tanta fama alcanza en el mundo con su lema «La cuna del daiquirí».

En este edificio vivieron dos personalidades reconocidas en la ciudad.  El primero fue Kindelán Muzo, uno de los gobernadores de la ciudad en el año 1889 que construyó el local como residencia propia. Más adelante, el tesorero de la antigua compañía de bebidas y licores Bacardí, Mariano Gómez, también residió en la casa. La edificación  de dos plantas muestra una mezcla entre los estilos ecléctico y neoclásico e incluye un amplio corredor y un hermoso jardín para completar las seis salas.

Sus diferentes espacios tienen nombres de títulos de novelas del premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway, el patio «La piña de plata», el restaurante «El viejo y el mar»  entre otros, brindan al cliente un acogedor y único momento especial en este edificio con valor patrimonial.

De viernes a domingo en el horario de 6 a 11:00 de la noche se presentan agrupaciones musicales pertenecientes al catálogo de la Agencia » Turarte» tales como el Septeto Son de la Loma y Los Jubilados, entre otros.

Si alguna vez visita Santiago y pasea por el centro de la ciudad no dude en visitar esta instalación para que disfrute de un exquisito Daiquirí y de la buena música tradicional en Santiago de Cuba, Ciudad Creativa Musical.

Por: Daina Dominico González

Referencias:

www.visitarcuba.org

www.bienbenidoscuba.es