Y ardió, el mito

Arde, Mito, fue una de las obras escogidas para poner en escena durante la IX Edición del Festival Internacional de Teatro Femenino Escrituras de las Diferencias, que acompañó los espacios culturales santiagueros, durante una semana.

Tras el intercambio, entre las dramaturgas, que asistieron como parte del evento, la escritora de Arde,Mito; la italiana Verdiana Vono, la directora artística de la puesta, Dalia Leyva Aranda, el elenco que agrupó a las actrices Claudia Valdés, Litzady Beckford, Dalila Carmenaty, Zadia Montalvo, el actor Maikel Eduardo, entre otros artistas de las tablas de toda Cuba y amantes del teatro, se generó un intenso debate acerca del empoderamiento femenino y tomar conciencia de que las malas actitudes, que denigran a la mujer, no tienen justificación; tema central que acompañó los textos de las obras representadas durante el festival.

Directorayescritora copy 835x626

«Él héroe, ella heroína.

Él la guerra, ella la casa.

Él cazador, ella asustada.

Ella dulce, él inquieto.

Él presidencial, ella histérica.

Él el deporte, ella el arte contemporánea.

Él papá moderno, ella solo está haciendo su deber.

Él citado, ella “cuotas” de género.

Él el apellido, ella el olvido

Él Dickens, ella Mujercitas.

Él genial, ella estudiosa.

Él brillante, ella pedante.

Él verdugo, ella única víctima.

Él héroe, ella no.

Él vive, ella depende de él.

Y si él se quema, entonces ella.»

Son fragmentos del coro que acompaña diversos momentos, donde el personaje idealista de Deyanira, actúa en contra de sí misma y justifica el maltrato de Heracles, porque «así lo ha dictado la sociedad», Íole, como contrapartida le hace ver junto a otro personaje, que sale y entra deliberadamente, bautizado como la escritora de las escenas que están ocurriendo; cómo existe otra versión, en donde las mujeres son independientes y responden a sus intereses personales y no a imposiciones.

Deyanira decide cambiar el final de la historia y con Íole, queman a Heracles. Aunque estas referencias están basadas en la antigüedad, Verdiana Vono, explicó que tomó el pasado para representar algo que sigue sucediendo. Ante tanto hostigamiento, el fuego, es una respuesta a la falta de protección; un elemento que conceptualmente, permite crear una analogía entre el final y quemar el mito que hace llamar a los hombres héroes.

ANITA TRABAJO1

La dinámica que sigue la puesta, esta ambientada con música en vivo de la tovadora Amanda Riestra, proyecta videos, entre ellos, se explica el término de machismo, como una manera de educar y aclarar detalles sobre el uso de la palabra y su significado.

Del proceso de montaje las actrices y Dalia Leyva, explicaron, que llevó mucho nutrirse acerca de la historia a las que se hace referencia, así mismo conocer relatos cercanos que les permitiera, adoptar, en el caso de Deyanira, actitudes con las que no estaban de acuerdo y que eso generara una sensación de rechazo en el público. Asimismo compartieron como una pudo acercarseles y decir «Deyanira, no puedes permitir ese pensamiento», un halago que les llena de orgullo, pues otros se ven reflejados y dispuestos a tomar una desición.

Powered by WPeMatico